Se expande oferta de oficinas en Medellín

4279284453_9bc95f30e2_b

La preocupación frente a una sobreoferta de oficinas nuevas para Medellín, con la próxima entrada de unos 90.711 metros cuadrados, de los cuales 40.000 metros están en El Poblado, hace pensar que suceda lo mismo que en Bogotá: los precios bajaron porque la demanda no absorbió la oferta.
Cifras de Camacol, gremio edificador, en Antioquia se construyeron 110.000 metros cuadrados de oficinas entre febrero de 2015 e igual mes de este año, pesando 29 % del segmento nuevo de edificaciones no residenciales

Solo en el Valle de Aburrá hay 23 proyectos de oficinas nuevas que están en preventa o construcción, según la Lonja de Propiedad Raíz de Medellín. Próximamente se inaugurará, solo en El Poblado: el complejo One Plaza, al frente del Hotel Dann Carlton, Distrito Milla de Oro en la zona del mismo nombre; y el edificio de la Cámara Colombiana de la Infraestructura, en la Calle de la Buena Mesa.

Según el gremio inmobiliario, ya hay 58.000 metros cuadrados que están en oferta en la ciudad. En El Poblado oscilan entre 7 millones de pesos y 8,3 millones (metro cuadrado). En zonas alternas como Bello e Itagüí, el rango se reduce a la mitad y no superan los 4,5 millones de pesos.

El gerente de la Lonja, Federico Estrada García, indicó que estudios del gremio indican que los niveles de vacancia (oficinas sin arrendar) son controlados. “Pero no hay preocupación frente a esta mayor oferta de oficinas que ingresará al Valle de Aburrá, dado que el mercado absorberá la ofrecido”, asegura.

Sin embargo, hay que aclarar que no toda el área se arrendará, algunos compraron para ocupar y otros sí lo hicieron como inversión.

Un caso sobresaliente es el de One Plaza. El presidente de Coninsa Ramón H, Juan Felipe Hoyos M., indicó a EL COLOMBIANO que la firma, en alianza con Bienes y Bienes, es promotora, desarrolladora y constructora de este proyecto de dos torres corporativas.

Una será para arriendo, adquirida por el fondo inmobiliario Terranum (Grupo Santo Domingo). Frente a la otra torre, “ya tenemos cuatro pisos arrendados y quedan pocos locales por comercializar. Proyectamos este primer año un ocupación del 80 % al 90 %”, indicó Hoyos.

Sin embargo, agregó que frente a una eventual sobreoferta de oficinas nuevas, se tiene que ser prudente en las perspectivas de construcción.

“Un proyecto de este tipo se demora en construir entre 24 a 30 meses. Las cuentas que un inmobiliario hace no las puede hacer de corto plazo y nosotros vimos que todavía había espacio para mayor oferta”.

En ese contexto, cualquier inversionista, persona o empresa, debe tener en cuenta comodidades complementarias que ofrecen los proyectos: buenos parqueaderos, seguridad, sistema de aire acondicionado, administración, entre otros aspectos.

Espacio para las usadas

En el caso de las oficinas que no son nuevas, la actividad también ha sido importante en la ciudad, con precios que varían por sus características.

Por ejemplo, las tipo “A+”, aquellas ubicadas en El Poblado con menos de 15 años de construidas y buenas características, tienen un precio promedio de 5,7 millones de pesos (metro cuadrado). Las que están en la misma zona pero con 15 y 25 años de construidas, valen un promedio de 4,2 millones de pesos.

En el caso del occidente de la ciudad, las de buenas características cuestan 3,8 millones de pesos. Y las tradicionales del centro, están en 1,5 millones de pesos,

En cuanto a cánones de arrendamiento, las oficinas tipo A+ valen un promedio 55.000 pesos (metro cuadrado). Las de menores especificaciones en otras zonas registran cánones de 16.500 pesos.